Reflexión: Aprovechando las brechas

Los frutos de una pequeña alteración en la rutina cotidiana pueden ser los más dulces, de los cuales puedes sacar un riquísimo jugo. En estos días es imprescindible abrir espacio –a fuerzas a veces– para lo que te importe, y aprovechar cada tramo de tiempo libre. He tenido la dicha de poder enriquecer mi vida al encontrar tiempo para leer otra vez en mi vida. Sólo leo un poquito, pero el bien que se llevó este pasatiempo a mi día es sorprendente, sobre todo porque resultó de un cambio bastante sutil en mi vida.

Sólo empecé a leer en las mañanas cuando llegaba temprano, lo cual me ha permitido leer unos 45 minutitos diarios. Con sólo eso ya dejé de angustiarme esperando a que comenzara mi turno para poder terminar la jornada ya. Pude terminar libros que había comprado hacía años y luego fui a la librería para comprarme unos nuevos. Los devoré y alrededor de la Navidad un cliente me obsequió una tarjeta de regalo de una cadena de librerías, lo cual alimentó  las chispas de una nueva pasión en una llama ardiente.

 

Es curioso que no había logrado reservar tiempo para leer en todo esos meses que andaba sin empleo, y que ahora haya terminado libros enteros en las sobras de tiempo que me quedan después de estacionarme en la mañana. Un evento tan mundano como esperar a empezar mi trabajo se ha convertido en un rito sagrado y transformador.

Al pensar en esta encantadora casualidad de circunstancias que me llevó a mi nuevo pasatiempo, me di cuenta de qué tan beneficiosa podría ser una serie de cambios bien implementada. Seguramente gasto muchísimo tiempo –es decir, vida– durante otras partes del día, con costumbre y rutinas insensatas. Quizá es hora de pensar más deliberadamente acerca de cómo paso el día.

Posdata: He decidido que va a seguir una novela de Vargas Llosa, así que si alguien me pudiera recomendar alguno se lo agradecería mucho.

 

Vías del hinduismo

Todos saben que la religión más grande de la India es el hinduismo, pero lo que menos se sabe es qué tan diversa es – con ramas y sectas tan distintas que casi ni siquiera parecen pertenercer a la misma fe. Algunos seguidores les rezan a dioses universalmente conocidos en templos públicos y con todo el celo que se espera de una congregación alabando en las películas, con campanas, inciensos y postraciones; en otros, hay un aire de misterio e imparten enseñanzas esotéricas que se practican en recovecos oscuros, fuera de la mirada de las masas. Unos dicen que tal dios es el dios supremo; otros dicen que éste es menor al otro dios más digno de nuestra devoción y algunos creen que todos son una manifestación de la única realidad.

La falta de consenso sobre una religión puede parecer caótico según los que crecieron en la tradición judeo-cristiana, que contiene su verdad en un libro sagrado y que normalmente tiene una jerarquía que mantiene la ortodoxia. Pero el hinduismo se formó de manera distinta, a través de miles de años, incorporando (no destruyendo) tradiciones religiosas que los hinduistas encontraron mientras extendían su territorio.

Historia breve de la expansión del pensamiento hindú

Los arianos, gente guerrera y caballista, llegaron al norte de la India y conquistaron e impusieron su religión a las poblaciones locales. En sus nuevos territorios implementaron un sistema de castas, encabezado por los brahmins, o curas. Éstos tenían el poder religioso y sólo ellos podían satisfacer a los dioses con rituales e himnos descritos en los Vedas, cuatro libros sagrados escritos en sánscrito. Con la expansión en territorios dravidianos (un grupo lingüístico) hacia el sur, los arianos se enfrentaron a nuevos dioses. Mientras más conquistaron, más se enfrentaron a nuevos dioses que  incorporaron a su panteón.

Pero con la rigidez del sistema de castas y el monopolio de los brahmins en asuntos religiosos surgió la amenaza de astillarse en varias sectas para complacer a todos. Estos es lo que pasó de alguna manera. El budismo y el jainismo, que promovían más individualidad espiritual, dijeron que no necesitaban depender de los brahmins por su liberación de más reencarnaciones. Las nuevas vías ofrecieron más flexibilidad para incorporar las nuevas creencias como pudieran.

Movimientos ascéticos y místicos empezaban a formarse. Los yoguis perfeccionaron una manera de meditar, actuar, pensar, y de negarse a uno mismo para alcanzar el moksha, liberación del ciclo de vida y muerte. Para encontrar otros caminos al moksha, exploraron la devoción personal a un dios (bhakti yoga), el camino del conocimiento (jñana yoga), en camino de la acción (karma yoga), y el del autocontrol (raja yoga). Atándose a uno de estos yogas, una persona común podría alcanzar su libertad y así el control completo de la alta casta en asuntos religiosos cedió ante esta democratización. Pero estos nuevos caminos no reemplazaron al otro brahmánico, sino se desarrollaron en paralelo a ello.

Ortodoxia ligera

333a1a1fc4cc8d4b3f2f31382b2444be27f7888f.jpgHoy en día, hay una ortodoxia ligera con la que la mayoría de los hindúes estarían de acuerdo y que, de alguna manera, une esta complejidad en una coagulación que se puede reconocer como el ‘hinduismo’ actual.

Si buscaras información en un libro de texto de religiones, leerías que hay una trinidad hindú llamada el trimurti que está compuesto por los dioses principales: Brahma, el Creador del universo; Vishnú, el Preservador; y Shivá, el Destructor. Estos últimos dos tienen sus seguidores y sus sectas que se dedican a alabar, mayormente o completamente, a uno de ellos, o incluso un avatar, una encarnación de uno de ellos. Por ejemplo, el famoso dios Krishna es un avatar de Vishnú, quien tiene nueve más avatares importantes.

También ese libro de texto probablemente diría que el hinduismo es una religión politeísta, pero otra vez, esto dependería a quién le preguntaras; algunos creen en un universo monista, dualista, ateísta y seguramente otras   “-istas”. Es decir que hay una gran diversidad de tradiciones filosóficas para dar entendimiento a la máxima realidad.

La rama tántrica

godess-kali-1_(1)
Kali, después de matar a miles de demonios, pierde el control y destruye cualquier cosa a su alrededor. Shivá, su consorte, se acuesta debajo de sus pies para absorber el poder destructor de Kali y así evitar que ella destruya todo.

En la rama tántrica practican lo que la mayoría de los hindúes ortodoxos quizá no reconocerían. Los tantricista creen que el camino de los brahmins no funciona en este Kali Yuga, es decir, esta época degenerada. Por lo tanto, ellos imparten enseñanzas esotéricas, derivadas y continuadas de los Vedas, en secreto, como una manera más directa de alcanzar el moksha.

Normalmente, en esta rama destacan Shakti, o las energías femeninas de lo divino, que se manifiestan en diosas como Parvati, Durga y otras. También, Shivá y sus consortes son especialmente venerados. Cabe mencionar que, hay un grupo de seguidores que creen que la máxima realidad, la madre de toda creación, es Kali, una diosa que, en otros caminos hinduistas, es solo la consorte colérica de Shivá.

Una parte importante del tantra es el rompimiento de tabúes. El el occidente, hay una fuerte asociación de tantra con una sexualidad ritualizada como una forma de ruptura de tabú. Sin embargo, para la mayoría de los tantristas de Asia, lo más importante es pensar qué significan estos actos más allá de lo físico. No tiene que ver con el sexo placentero. Además, este acto se reserve como el último sacramento de cinco y no para principiantes que no entienden el significado detrás del acto. La asociación con el sexo placentero habla más de los etnólogos y antropólogos de décadas pasadas y quienes han modificado su tratamiento de esta rama. Sin embargo, la estigma persiste.

El tantra, como el hinduismo en general, es variado. Pero, para la mayoría de los grupos, la obediencia a los gurús es de altísima importancia. Esto es para impartir las prácticas secretas de manera adecuada. He leído que algunos toman los sacramentos físicamente, otros espiritualmente.

Apple se une al esfuerzo para desarrollar vehículos autónomos

El sueño de tener carros inteligentes que se manejan a si mismos ya es más cerca a la realidad, gracias a las nuevas inversiones en el campo por Apple, Inc. En una entrevista con Bloomberg Television, Tim Cook, el Director Ejecutivo de Apple, reporta que el gigante tecnológico entrará en el mercado de vehículos auto-manejables. La empresa está probando y desarrollando un sistema automatizado que formará la base de este ambicioso proyecto. “Es una tecnología central que consideramos importantísima,” afirmó Cook acerca del futuro de Apple. El famoso fabricante del iPhone canceló el plan de fabricar sus propios automóviles también, debido a un cambio de enfoque hacia la tecnología misma que forma las campañas de Project Titan, que es el nombre dentro de la empresa para esta nueva rama de ella.

Apple ya ha conseguido el permiso del Departamento de Vehículos de California para probar tres vehículos en ese estado para mejorar el software, pero se negó a comentar acerca de cuánto tiempo lleva haciendo pruebas en la carretera.

Las tres novedades en el campo automovilístico más destacadas hoy en día son el prospecto de carros autónomos, el surgimiento de plataformas “ride share” como Uber y Lyft, y el desarrollo de carros eléctricos. Cook cree que estos tres factores cambiarán el campo de transportación de manera masiva. Apple ya se ha unido a las empresas tan diversas como Tesla, General Motors y BMW que están invirtiendo mil millones de dólares en Silicon Valley para adquirir empresas y tecnologías que influenciarán el futuro de la cultura alrededor del carro.

Encuentro con el sijismo, una religión única del Punyab

En Asia del Sur, una región famosa por dar origen a tres fes orientales y su historia de misticismo, desde 200 000 hasta un millón murieron  y millones más fueron desplazados de sus hogares ancestrales durante la migración más grande de la historia. Se llevó a cabo después de la partición del Imperio Indio Británico en 1947. Se cometieron atrocidades en ambos lados de la frontera de las nuevas repúblicas de Pakistán y la India mientras musmulmanes e hindúes migraban a sus nuevos territorios respectivos. El propósito inicial era complacer a los dos grupos religiosos más grandes de la región al dividir la colonia en dos repúblicas, pero seguían expresando su resentimiento hacia el otro con violencia. En esta encrucijada, en el estado del Punyab, se ubica la sede del sijismo, una religión peculiar, joven, y militante. Debido a la circunstancia alrededor de su fundación, las enseñanzas que imparte y la cultura de paz que conlleva, esta creencia ofrece una interesante alternativa a la violencia que manchó la región con sangre y lágrimas y merece ser reconocido por su historia pacífica en una región volátil.

Nació en una época de tensión entre la mayoría hindú y los gobernantes musulmanes en lo que hoy es el norte de la India. El Templo Dorado en la ciudad de Amritsar es el templo principal. Cada devoto, para ser un miembro pleno de la comunidad, tiene que ser bautizado en agua sagrada, o amrit. El seguidor de esta fe se llama un sij (discípulo) y se puede reconocer por su vestimenta única, quizá más fácilmente por el estilo de sus turbantes.

DSCN3555
El Templo Dorado y un turbanate sij

Mantienen su cabello dentro de sus turbantes ya que el cabello es considerado sagrado y se lo prohíbe cortar, incluso las barbas de los hombres. De hecho, esta prohibición, llamada kesh, es uno de los cinco aspectos físicos que destacan a los sijs. También, estos aspectos tienen un sentido instructivo ya que recuerdan de enseñanzas espirituales:

  1. El turbante en una corona que mantiene firmemente en la mente del devoto quien lo usa que es parte de la divina creación y esto, en turno, lo anima a vivir según la santidad.
  2. El segundo aspecto físico que los distingue es el kangha, o un peine de madera que debería usarse dos veces al día para ordenar su cabello y recordar que una vida ordenada es el camino correcto.
  3. El kara es un brazalete de hierro que simboliza la eternidad de Dios y la vinculación del sij a la comunidad de devotos.
  4. El cuarto es un kachera o calzones largos que ayuda a controlar la lujuria.
  5. El último aspecto que distingue a un sij es una daga que se llama kirpan; los sijs tienen que defender a todos contra la injusticia, sobre todo los inocentes y los débiles sin distinción de la religión del abusado.

Juntos, estos cinco aspectos suelen llamarse Las Cinco ‘K’s del sijismo porque todos empiezan con la letra ‘k’. Deberían cumplir tantos los hombre como las mujeres.

main-qimg-712a62ac0531942e0cebe32577312f76-c
El libro sagrado y maestro viviente, Sri Gurú Garanth Sahib

El libro sagrado se llama Sri Gurú Garanth Sahib y es considerado el gurú o ‘maestro’ vivo de la religión. El libro se compone principalmente de las enseñanzas de los primeros seis de los diez gurús que formaron la religión, comenzando con Gurú Nanak Dev Ji (1469 – 1539). El quinto gurú, Arjun Dev (1581-1606), inició el trabajo y el décimo, Gobind Singh (1666-1708) lo terminó. También, contiene enseñanzas de 14 santos de la rama devocional del hinduismo que se llama bhakti y un santo del sufismo, la rama mística del islam. Incluso cuando se postran frente a altares, lo hacen igual que los musulmanes cuando rezan y su teología del panteísmo — la creencia que Dios es unido en todo ser y no existe como una persona aparte de su creación — alude a aspectos del hinduismo, aunque también dicen que es monoteísta (lo cual no es contradictorio, necesariamente). Tiene sentido ya que el centro de la religión se ubica en una geografía con territorio musulmán a un lado e hindú al otro.

Para apreciar mejor dónde se ubica el sijismo teológico, cultural e históricamente entre la miríada de religiones y tradiciones de la región, vale la pena estudiar la historia de los primeros años del sijismo y el contexto histórico, además de las creencias del hinduismo y el islam para comparar, todo lo cual sería bastante interesante en sí. Espero que les haya gustado leer esta pequeña introducción al sijismo.